lunes, 18 de junio de 2012

apocalipsis

apocalipsis

poco a poco
llegó
con sigilo
almíbar denso
entre las horas
                 los segundos
                                los latidos
embotó corazones y lenguajes
anestesió ternuras
filtró odios y erecciones
cuajó.
Allí y entonces
el bostezo inundó las ciudades
la gente pereció
de violentos calambres maxilares
                    tráqueas dislocadas
                    lenguas deglutidas
Pronto creció el pasto fresco
entre las ruinas. Enseguida
vinieron
               las vacas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario